sábado, abril 23, 2011

A propósito del lucro en la educación y la movilización de la Universidad Central.

Es lamentable y, a la vez, una verdad incómoda para el portaleano lo sucedido este miércoles a eso de las 18:00 Hrs. en la Facultad de Psicología, hora en la que el Centro de Estudiantes de la misma y el Presidente de la Federación de Estudiantes de la Universidad Diego Portales convocaron al estudiantado a informarse sobre la situación de la Universidad Central y sobre las becas de nuestra Universidad, en un foro llevado a cabo en dicho lugar.

A pesar de que el evento estuvo muy bien organizado, a modo de mesa redonda y con información clara y precisa, es lamentable que sólo asistiéramos alrededor de ocho personas, lo que devela el desinterés culpable y la irresponsabilidad cívica y universitaria del estudiantado de la Universidad Diego Portales, reducidos a hacer comentarios escondidos detrás de una red social en vez de asistir a las instancias de diálogo en las cuales se informa y recibe la opinión del estudiantado.

Esta actitud es manifestación de un síndrome que desde hace ya un tiempo padecemos y que de continuar seguramente terminará en reformas indeseables para nuestro País, por lo que en la presente misiva me permito hacer un llamado público a los portaleanos a que se informen y participen de la contingencia nacional ya que si no, sólo estarán perdiendo el tiempo invertido en aulas y bibliotecas.

Hecha esta denuncia, intentaré exponer sucintamente la situación de la indefinidamente paralizada[1] Universidad Central, en base a lo expuesto en el foro.

La Universidad Central fue fundada el mismo año que la nuestra (1982), posee una cantidad similar de estudiantes (entre 11.000 y 12.000) y comparte con nosotros el pluralismo como principio rector de la Universidad.

Es una corporación de derecho privado sin fines de lucro y de propiedad de los mismos profesores y funcionarios, los que se la dividen en acciones a prorrata de sus respectivas jerarquías, garantizándose así el no lucro de esta institución. El 2010 se aprobó un plan estratégico para mejorarla, cuyo costo es de USD 55[2] millones, los que pueden ser financiados de dos diferentes formas: La primera es contratando un préstamo seguritizado, lo que ya han hecho anteriormente, y la segunda es pactando una “alianza estratégica” (que ya fue pactada el 05 de agosto de 2010[3]), que en concreto significa la venta del 45% de la Universidad a la Sociedad Anónima “Inversiones Norte Sur”, ex propietaria del Banco del Desarrollo, la cual está ligada a la Democracia Cristiana[4] y se desempeña en el área financiera, inmobiliaria, de salud, de servicios agrícolas y de educación, en donde participa en ocho colegios y en el Centro de Formación Técnica “Instituto Tecnológico de Computación”, lo que da una suma de aproximadamente 12.000 estudiantes.


Esta venta contempla además parte de los inmuebles utilizados por la Universidad, los que posteriormente serán arrendados por Inversiones Norte Sur a la Universidad, debiendo esta pagar por el uso de de las instalaciones.

Además, dentro del pacto se contempla que un 5% de las utilidades o excedentes se irá a un Fondo de Inversiones manejado por la Sociedad Anónima, capital del cual un 95% de las ganancias que genere se irán para Inversiones Norte y Sur, como ganancia, y el restante 5% se reinvertirá en la misma Universidad.

Por otra parte, la Administración actual, que es la que eventualmente cerraría el trato, debería haber cesado en sus funciones hace ya un tiempo, y a esto se suma que tanto el Rector como algunos Decanos y cerca de cien Docentes fueron destituido abruptamente por defender sus ideales[5], que son los mismos que comparten los estudiantes, lo que constata el proceso de des institucionalización por el que está pasando la Universidad.

Para que el negocio se concrete el Ministerio de Educación tendría que aprobar las necesarias modificaciones al reglamento de la Universidad, dado que esta pasaría de tener una Asamblea General para la toma de decisiones a tener un Directorio, entre otras modificaciones.

Las implicancias de que esto se lleve a cabo son múltiples y de diferentes índoles:

Lo primero que salta a la vista, de manera casi indiscutible, es que la Universidad Central perdería su carácter de corporación educacional sin fines de lucro, toda vez que Inversiones Norte Sur no sólo les pasaría a arrendar los inmuebles que actualmente son de su propiedad, percibiendo la renta mes a mes, sino que además el 5% pasaría directo a un fondo de inversiones, cuyas ganancias en su mayoría se irían para la Sociedad Anónima.

Lo segundo, que la autonomía institucional alcanzada recién el año 1993, es decir 11 años después de su fundación, retrocedería patéticamente toda vez que la Sociedad Anónima tendría un 50% de la toma de decisiones.

Lo tercero, y en relación a la toma de decisiones, es que muy probablemente dejarían de existir carreras no autosustentables, como ha pasado en otras instituciones, por cuanto no reportan beneficio económico. La eliminación de carreras atenta seriamente contra el desarrollo del conocimiento, el que dicho sea de paso, es una parte fundamental del desarrollo de nuestro país.

Cuarto, Inversiones Norte Sur pasaría a tener el dominio de la cartera de estudiantes de la Universidad Central, lo que implicaría el poder de venderla a alguna otra institución, como ellos mismos hicieron con la Universidad del Mar, de donde fueron socios por más de 10 años y recién el año pasado vendieron el 50% que tenían de la casa de estudios a Laureate Internacional[6], lo cual representa un riesgo para los estudiantes, que a través de la cesión de derechos terminan siendo deudores de acreedores distintos a los cuales con los que habían contratado en un inicio.

Y por último, “los alumnos temen que se pase a llevar los principios de la institución como la independencia y el pluralismo al incorporar en importantes cargos a gente ligada a este partido político. Entre ellos, aparecen nombres como el actual rector, Ignacio Larraechea, pariente cercano de la esposa del ex candidato presidencial, Eduardo Frei Ruiz-Tagle, Ricardo Fábregas, ex candidato a diputado demócrata cristiano por Maipú y Cerrillos; y Sebastián Bowen, coordinador de la derrotada campaña de Frei a la presidencia.”[7].

Todas estas implicancias son, por decir lo menos, nefastas tanto para los estudiantes de la Universidad Central como para el país en su totalidad ya que, en caso que el Ministerio de Educación decrete válido el cambio de estatutos, se sentaría precedente para que en el futuro ocurriera la lucratización de la educación, proceso que actualmente se enmascara con el “progreso de la educación” o bajo palabras de dudosa fidelidad, como las de Vicente Caruz, empresario y socio de Norte Sur, quien al respecto señala: “Nos interesa que (la Universidad Central) pueda realizar suplan de desarrollo y aumentar su número de alumnos, calidad pedagógica, nivel de investigación, es decir, su valor.”[8]. Al respecto, y como contra partida, María Olivia Mönckeberg, periodista y profesora de la Universidad de Chile señala en el prólogo de su obra “El negocio de las Universidades en Chile”: “Detrás de las fachadas de casas o edificios que se llaman universidades, suelen esconderse actividades y operaciones que poco o nada tienen que ver con la vida académica, la investigación universitaria o la formación de científicos y profesionales, las inmobiliarias, las “prestaciones de servicios”, las sociedades anónimas cerradas o limitadas que esconden su verdadera actividad y otras fórmulas habituales ya en ese ambiente, configuran un panorama donde el lucro –aunque se le cambie el nombre- es motor y protagonista central”.

Y aunque el diálogo de los estudiantes con la plana mayor de Inversiones Norte Sur parece ser bueno, tal como señaló Leonidas Rebolledo, Pdte. Del Centro de Alumnos de Ingenería en Obras Civiles al diario La Nación, al decir que en conversaciones, la Sociedad Anónima manifestó que “si ellos ven un rechazo claro de los estudiantes hacia ellos, "hay altas probabilidades de que no se concrete el negocio"”[9], como estudiantes es nuestro deber apoyar a nuestros compañeros de la Universidad Central, tanto por solidarizar con su causa en particular como para evitar que el Ministerio de Educación permita que el lucro entre a las Universidades de nuestro país.

Y entonces, ¿qué hacer? Muy simple: Asegurarnos de que esta lucratización no pueda llevarse a cabo. ¿Cómo? Muy simple: informándose y asistiendo a la marcha nacional que se realizará el próximo jueves 12 de mayo. Mayor información en http://www.cnnchile.com/nacional/2011/04/24/la-confederacion-de-estudiantes-de-chile-convoco-a-un-paro-nacional/

Ahí nos vemos.

Javier Díaz Gurruchaga.




-------------------------

Este artículo sólo refleja mi opinión personal respecto al tema, mas no la de algún grupo o institución a la cual pertenezca.


[6] http://www.invnortesur.cl/documentos/noticias/La%20Segunda%2019082010.pdf Diaro La Segunda, 19 de agosto 2010. Link visitado el viernes 22 de abril de 2011.

[8] http://www.invnortesur.cl/documentos/noticias/La%20Segunda%2019082010.pdf Diaro La Segunda, 19 de agosto 2010. Link visitado el viernes 22 de abril de 2011.

Etiquetas: , , , , ,

8 Comments:

At 5:57 p. m., Anonymous Anónimo said...

A pesar de que el evento estuvo muy bien organizado, a modo de mesa redonda y con información clara y precisa, es lamentable que sólo asistiéramos alrededor de ocho personas?????

Al menos yo me vine a enterar 6 horas después de terminado el evento de la existencia de este. Busca en las publicaciones de FEDEP y te darás cuenta que jamás hicieron una publicación para que fuéramos todos los estudiantes de la UDP, uno tampoco es adivino.

 
At 6:15 p. m., Blogger Javier Díaz Gurruchaga said...

Estimado/a anónimo/a:

Si bien es cierto que el evento no estuvo bien publicitado, se informó por Facebook, principalmente por el de Cepsi, que era el encargado.

Sin embargo, este síndrome al cual me refiero en el artículo no se ve reflejado sólo en este evento, sino en muchos más que no vale ni la pena nombrar. El asunto para mi es claro: la participación estudiantil del portaleano está malograda. Al respectro, basta decir que al Pleno de Federación, que estuvo bien publicitado, incluso por correo masivo, llegamos no más de 40 o 50 personas, siendo que es un evento de envergadura universitaria, es decir, al cual todos deberíamso asistir.

Gracias por tu comentario.

Saludos,

Javo.

 
At 4:52 p. m., Anonymous Camilo said...

Javier:
Estoy totalmente de acuerdo contigo en el tema de la inercia del estudiante portaleano. Creo que otra demostración clara de esto es que en nuestra propia facultad, una de las mejores del país según los últimos ranking (lo que no quiere decir que sea verdad, pero ayuda en gran medida al prestigio), y que debería estar más "politizada" y activa -como tradicionalmente son las escuelas de Derecho- el año pasado sólo tu lista se presento para ser CAAD. Sinceramente, eso es vergonzoso, y no porque la lista a la cual representas fuera mala, incluso creo que lo han hecho estupendo y probablemente hubiera votado por ustedes, sino que por el poco interés del alumnado en crear otra lista para así practicar verdaderamente una democracia estudiantil, con todo lo que conlleva, como el debate, la organización, ideales, etc; esto indudablemente hace más rica y respetable una facultad y Universidad por completo.
No me quiero aventurar en una respuesta respecto de este síndrome, ya que podrían ser variadas, desde que el alumnado no se siente representado con la universidad -algo así como una especie de identidad con ella-, a que sólo vemos a la universidad como una mercancía, como un medio para lograr tener una profesión y luego ganar dinero, lo que sería realmente triste. Inclusive no se hacen esperar por parte de los alumnos de las universidades “estatales” las respuestas de esto, los que estúpidamente, pero que frustrantemente a veces tienen razón, sostienen que estamos copados de “hijos de papi” a los que bien poco les interesa el movimiento social, la política estudiantil, y todo lo que comúnmente ha sido calificado como medio de “izquierda”, lo que es totalmente absurdo, ya que esto no tiene nada que ver con colores políticos; que posteriormente se inmiscuyan, es otra cosa.
Respecto a los compañeros de la Universidad Central, sólo quiero declarar que apoyo su movilización en especial con los temas de: autonomía institucional, carreras no autosustentables, el problema de los eventuales múltiples acreedores y la pérdida de los principios como la independencia y el pluralismo en la institución al incorporar en importantes cargos a gente ligada a partidos políticos.
Sin embargo, creo que el tema del lucro en la educación se debe discutir más profundamente, porque si bien suena tentador y aceptable como ideal, hay que tener en cuenta el modelo económico que ejerce el país, el cual fundamentalmente se centra en la competencia con el otro para obtener un mejor producto y así ganar dinero. No veo por qué podría resultar tan dañino incorporar ese tipo de competencia en lo académico. Esto no quiere decir que esté de acuerdo con el sistema económico imperante, ni mucho menos con lucro en la educación, pero sí pienso que no es un tema que hay que descartarlo per se; todo puede tener sus matices y regulaciones.

Saludos cordiales.

 
At 10:16 p. m., Blogger Dra.Abbejita said...

Este comentario ha sido eliminado por el autor.

 
At 10:17 p. m., Anonymous J Pereira said...

Anónimo:
El evento era del Cepsi, por qué debería estar la invitación en el muro de FEDEP? ahí no se publicita cada evento de cada CCEE.

Me agradó mucho la entrada Javo...la realidad de la UCEN está CUATICA, el otro día me la explicaron BIEN y no lo podía creer.

Nos vemos el jueves!
chauu

 
At 11:25 p. m., Anonymous Jose Vasquez said...

yo soy anónimo xd
En el primer párrafo, hace referencia a la lamentable realidad del portaleano, por no asistir. Por lo que quería hacer notar que no puede culpar a toda la portales de irresponsable (socialmente hablando) si jamás se informo masivamente el evento. Eso. Se que la FEDEP no tiene que publicar los eventos de cada centro de estudiantes.
De cualquier forma Javier, 1000% de acuerdo en lo de la poca participación, es cosa de ver cuantos votan para elegir a la FEDEP (se también que aunque nos pongan letreros hasta en las bandejas del almuerzo para participar, muchos no iremos)

 
At 11:33 p. m., Blogger Javier Díaz Gurruchaga said...

Jose:

Pienso que, de haber sido publicitada mejor, no habría cambiado mucho la tendencia, que tanto en el Pleno de Fedep como en la primera Cuenta Pública del CAAD 2011, por dar ejemplos recientes, en la primera sólo fueron cerca de 50 personas (ni si quiera estaban todos los presidentes), y a la segunda no fue nadie, a pesar de que se avisó por correo ambos eventos.

Mis disculpas si no justifiqué mi generalización al respecto; el síndrome es complejo.

Saludos,

Javo.

 
At 1:07 a. m., Anonymous Jose Vasquez Capo said...

jajaja si Javier, si en verdad lo que dije ""como retandote"" se lo dije a J Pereira. Estamos muy de acuerdo, por eso mi comentario al final, acerca de poner publicidad en las bandejas (reconozco además que yo soy parte del problema, no voy a estas cosas a las que si debería ir)
Felicitaciones por tu columna (que olvide decirlo en el 1º post que hice como anónimo), fue de mi agrado!.
Saludos y ten una buena semana, en especial ahora que empiezan a aparecer las solemnes por las facultades, éxitos!.

 

Publicar un comentario

Links to this post:

Crear un vínculo

<< Home